El periodo de prueba

El periodo de prueba es el tiempo concertado por el trabajador y el empresario durante el cual, cualquiera de ellos puede dar por finalizada la relación laboral sin preaviso, sin necesidad de alegar ninguna causa y sin derecho a indemnización.

Tiene como finalidad, en el caso del empresario, comprobar si el trabajador está o no capacitado para desarrollar el trabajo para el que ha sido contratado, y en el caso del trabajador, permite conocer las condiciones en las que se va a desarrollar su trabajo.

Si el trabajador ya ha desempeñado con anterioridad para la Empresa las mismas funciones para las que se le contrata nuevamente, se entenderá suprimido el periodo de prueba. También se considerará suprimido si no se establece expresamente este periodo en el contrato.

La duración máxima del periodo de prueba depende del convenio colectivo aplicable al sector y de la categoría profesional del trabajador. Así, para los trabajadores que sean contratados por su calidad de técnicos o titulados, se establecerá un plazo de prueba de 6 meses, de 3 meses para los que no lo sean en aquellas empresas de menos de 25 trabajadores y de 2 meses para el resto de los trabajadores.

En los contratos temporales celebrados por una duración de 6 meses, el periodo de prueba tendrá una duración máxima de 1 mes.

Aunque sí puede pactarse la supresión del periodo de prueba o el establecimiento de periodos inferiores a los fijados legalmente, no podrá establecerse en el contrato un periodo de prueba por tiempo superior al establecido en el convenio colectivo.

Durante el período de prueba, el trabajador tiene los derechos y obligaciones que corresponden al puesto de trabajo que desempeña como el resto de la plantilla.

El empresario no podrá extinguir la relación laboral en periodo de prueba  por el embarazo de la trabajadora y en el periodo comprendido desde el inicio del embarazo hasta la maternidad, salvo que concurran motivos no relacionados con el embarazo o maternidad.

La duración del periodo de prueba computa a efectos de antigüedad.

Es conveniente, en todo caso, solicitar el consejo de un abogado sobre las particularidades que puede presentar cada caso concreto.

Contrate online a un abogado

En iAbogado disponemos de abogados laboralistas con amplia experiencia. Contrate ahora nuestros servicios jurídicos a precio fijo:

Temas relacionados

» La normativa laboral
» El contrato de trabajo y sus tipos
» La jornada de trabajo y las horas extraordinarias
» El salario
» Las vacaciones y los permisos
» Las modificaciones del contrato de trabajo
» La suspensión del contrato y las excedencias
» Despidos, ceses y dimisiones
» Las faltas y las sanciones
» La vía judicial
» El fondo de Garantía Salarial (FOGASA)
» Las relaciones especiales: los autónomos
» Las ETT

Publicidad externa







Tarifa plana legal para pymes

Anúnciese aquí
consultas