Demandas colectivas sobre valores en EE.UU.

Despacho KTMC

iAbogado Servicios Jurídicos SL está asociado en exclusiva con el bufete Kessler Topaz Meltzer & Check, LLP (KTMC) para el mercado español. Se trata de uno de los mayores despachos norteamericanos especializados en demandas colectivas en materia de valores (securities class actions), y representa a numerosas entidades inversoras de gran tamaño en todo el mundo.

Estos clientes, denominados ‘inversores institucionales’, son compañías de seguros, fondos de inversión, fondos de pensiones, entidades de inversión colectiva y otras instituciones con un gran volumen de activos gestionados.

Junto a KTMC, nuestro bufete ayuda a los inversores españoles a obtener las indemnizaciones que les corresponden, ya sea en virtud de sentencias judiciales o de transacciones extrajudiciales. Ayudamos a los clientes españoles a participar en demandas colectivas ante tribunales de EE.UU. sin coste alguno. En representación de nuestros clientes, tramitamos los impresos de reclamación de indemnizaciones en los procesos judiciales ya solventados amistosamente. En los casos más significativos, asesoramos a los clientes a la hora de postularse como demandantes principales ante los tribunales estadounidenses.

Servicio gratuito de seguimiento de carteras de renta variable norteamericana

Obtención de indemnizaciones para inversores en renta variable estadounidense. Nuestro bufete asesora a inversores institucionales españoles a resarcirse de las pérdidas provocadas por las caídas de precios de los títulos imputables a conductas fraudulentas en sociedades cotizadas en EE.UU. Junto con nuestro bufete asociado KTMC, hacemos un seguimiento y una monitorización constante de las carteras de valores de nuestros clientes a fin de detectar posibles reclamaciones susceptibles de ser planteadas como demandas colectivas ante los tribunales estadounidenses.

Los inversores institucionales españoles también pueden percibir indemnizaciones. En los casos en los que haya en trámite una demanda colectiva en materia de valores en EE.UU., aconsejamos a nuestros clientes sobre cómo participar en ese pleito a fin de resarcirse de sus pérdidas. La forma más sencilla de participar en una demanda colectiva de este tipo es presentar un impreso de reclamación una vez se haya llegado a un acuerdo extrajudicial con los demandados. Es importante recordar que no solo los inversores situados en EE.UU. tienen derecho a presentar impresos de reclamación. Los inversores españoles y europeos que hayan adquirido las acciones o títulos afectados por el fraude pueden percibir también las indemnizaciones.

Muchos millones de dólares en indemnizaciones se quedan sin repartir cada año. Los beneficiarios de estos litigios deben reclamar sus indemnizaciones en tiempo y forma si quieren optar a la distribución de las cantidades pagadas por el demandado. Más de un 70% de los inversores no presenta estos sencillos impresos, casi siempre por falta de información o asesoramiento. La consecuencia es que muchos millones de dólares se quedan sin reclamar cada año a pesar de que el coste de estos trámites es mínimo.

Históricamente y por diversas razones, los inversores institucionales no siempre presentan estos impresos en casos en los que tienen derecho a una indemnización. Sin participar activamente (mediante la presentación del impreso correspondiente) no se puede acceder a la indemnización. En casi todos los casos, las indemnizaciones no reclamadas se distribuyen proporcionalmente entre los inversores que deciden participar. De hecho, según un estudio reciente publicado en Stanford Law Review, solo el 28% de los inversores institucionales presentan estos impresos de reclamación. Aunque parezca sorprendente, esta estadística demuestra que miles de millones de dólares en indemnizaciones judiciales o extrajudiciales se quedan sobre la mesa, sin entregar a muchos inversores que podrían tener derecho a ello.

Un motivo habitual por el que los inversores institucionales no presentan estos impresos es que no tienen conocimiento de que se ha interpuesto una demanda, o incluso de que las partes han llegado a una transacción extrajudicial. Otro problema al que se enfrentan incluso las instituciones más sofisticadas es que no cuentan con los medios necesarios para supervisar y procesar adecuadamente las centenares de demandas civiles por fraudes societarios que se presentan cada año ante los tribunales norteamericanos. Estos problemas desaparecen con la contratación (sin costo alguno) de nuestro servicio de seguimiento de valores.

Un servicio gratuito para los inversores institucionales. La mayoría de las entidades inversoras no tienen personal propio encargado de hacer el seguimiento de las demandas colectivas en materia de valores. Sin embargo, las responsabilidades fiduciarias de los inversores institucionales aconsejan poner esta función en manos de abogados especializados. En estrecha colaboración con nuestro bufete asociado norteamericano, ofrecemos a los inversores institucionales españoles un servicio de seguimiento completamente gratuito. Supervisamos la cartera de valores cotizados de nuestros clientes con el programa “Securities Tracker” y les avisamos cuando tengan derecho a alguna reclamación o indemnización.

Como es habitual en EE.UU., nuestro despacho norteamericano asociado presta sus servicios en la modalidad de cuota litis, es decir, solo percibe sus honorarios si consigue un resultado económico positivo para el inversor. Gracias a este sistema, los clientes españoles pueden disfrutar de este servicio de forma gratuita.

A través de nuestra cooperación con el bufete norteamericano KTMC, ofrecemos gratuitamente a nuestros clientes institucionales (compañías de seguros, fondos de inversión, fondos de pensiones, entidades de inversión colectiva, etc.) un servicio de vigilancia de carteras de inversiones que permite realizar un seguimiento eficaz de todas las demandas colectivas en materia de valores interpuestas en Estados Unidos.

Cuando se interpone o se solventa amistosamente una demanda civil con repercusión en los intereses financieros de nuestros clientes institucionales, les avisamos y les asesoramos al respecto. El objetivo de este servicio es dotar a nuestros clientes institucionales con la información y los recursos necesarios para atender sus obligaciones fiduciarias y percibir las indemnizaciones que les corresponden.

El cliente no tiene más que facilitarnos (bajo secreto profesional y la máxima confidencialidad) un historial de sus últimos cinco años de transacciones con valores cotizados estadounidenses, preferiblemente en formato electrónico. A continuación trasladamos el listado a la base de datos de nuestro despacho asociado norteamericano KTMC.

Nuestro sistema de seguimiento. El bufete KTMC ha desarrollado un complejo sistema de bases de datos de seguimiento denominado Securities Tracker, gestionado por un equipo de más de cincuenta profesionales. Esta base de datos permite integrar rápidamente las operaciones con valores que obtenemos de nuestros clientes institucionales o de sus depositarios. Una vez obtenida la información, este rastreador de valores nos permite identificar a los clientes que poseen carteras de valores que son objeto de demandas colectivas interpuestas ante tribunales estadounidenses, o ya resueltas amistosamente. Por otra parte, este sistema permite calcular las pérdidas financieras de los clientes en un litigio concreto.

Casos nuevos y casos solventados amistosamente: Cuando se detecta que existe una demanda, o que se ha interpuesto o se ha solventado amistosamente una demanda colectiva en materia de valores, buscamos en nuestra base de datos para identificar a todos los clientes cuyas inversiones se ven afectadas. Cada vez que un cliente sufre una pérdida financiera (no importa el volumen), redactamos gratuitamente para ese cliente un breve informe donde se detallan (a) los hechos relevantes y el periodo de infracción, (b) las jurisdicciones de aplicación, (c) todos los plazos de prescripción aplicables, y (d) los puntos fuertes y débiles del caso. Además de ello, recomendamos qué pasos deben darse para aumentar al máximo la indemnización por las pérdidas. Estos informes se proporcionan al cliente independientemente de la cuantía de los perjuicios sufridos.

Informes trimestrales: De forma completamente gratuita, redactamos y distribuimos entre los inversores institucionales un informe actualizado trimestral, a fin de que estén al corriente de todas las demandas colectivas en materia de valores que puedan ser de su interés. Este informe se confecciona de forma que los clientes puedan revisar los sucesos importantes en el desarrollo de los procedimientos judiciales que afecten a sus inversiones.

Gestión de indemnizaciones: Gracias a la dilatada experiencia en demandas colectivas en materia de valores cotizados de nuestro socio KTMC, estamos en una posición privilegiada para cumplimentar en nombre de los clientes españoles los impresos de reclamación ante los administradores judiciales, y seguir todos los trámites hasta que el cliente percibe su indemnización.

Los inversores españoles también pueden entablar demandas colectivas en EE.UU.

Las demandas colectivas suponen una herramienta eficaz para los inversores españoles con carteras de valores estadounidenses. Las conductas fraudulentas de directivos, consejeros y otros administradores de sociedades cotizadas a menudo conllevan grandes caídas de los precios de las acciones y producen cuantiosas pérdidas para los inversores con grandes carteras de títulos de la sociedad afectada. Las class actions estadounidenses pueden ser un mecanismo muy eficaz para que éstos inversores españoles se resarzan, al menos parcialmente, de estas pérdidas.

En general, las entidades de inversión españolas pueden optar a participar en las demandas colectivas entabladas ante los tribunales estadounidenses. Los inversores españoles y europeos pueden postularse como demandante principal (lead plaintiff), lo que les permite ejercer una poderosa influencia sobre el litigio y la estrategia procesal. En Estados Unidos, nuestros clientes están representados por un bufete de primer nivel internacional, KTMC, que cuenta con una amplia experiencia como despacho director (lead counsel) en procedimientos civiles masivos en materia de valores, tramitados con éxito contra compañías como Tyco, Delphi Corp., Tenet Healthcare, Sprint Corp. y PNC Bank.

En nuestra opinión, los inversores institucionales españoles y europeos tienen un deber fiduciario ante los titulares últimos de sus fondos de proteger sus inversiones, y por tanto, reclamar las indemnizaciones que les correspondan por razón del uso fraudulento de sus inversiones. Esta importante responsabilidad adquiere mayor importancia si se tiene en cuenta la creciente tendencia de aparición de fraudes y delitos societarios en todo el mundo.

Si está interesado en disfrutar gratuitamente de nuestro Securities Tracker o desea más información, no dude en contactar con nosotros (a la atención de Javier Muñoz o Helena González).

Leave a Reply




Idioma

Síganos


Twitter LinkedIn Facebook Google Plus RSS YouTube

Publicidad externa







Fascinantia, wedding planners para una boda fascinante

Tarifa plana legal para pymes

Programa de afiliados

Anúnciese aquí
consultas